The Weather Channel, acusada de usar comercialmente los datos de sus usuarios

The Weather Channel, acusada de usar comercialmente los datos de sus usuarios

 

 

Se ha convertido en algo ya habitual cuando uno instala una nueva aplicación en el móvil: “¿Autoriza que la app tenga acceso a su ubicación?”, y claro, si el objeto de la aplicación está relacionado con nuestra posición geográfica, autorizaremos sin pensarlo mucho que nuestra ubicación acabe en los servidores de la empresa desarrolladora. En este sentido, parece evidente que una aplicación de predicción meteorológica necesite conocer nuestra ubicación para informar de la situación del tiempo donde estemos, y sin embargo, una de las más populares apps de meteorología se encuentra en el ojo del huracán acusada de mala praxis en la explotación de esta información.

Nos referimos a The Weather Channel, una de las aplicaciones más descargadas en las tiendas de apps de los móviles y que cuenta con la friolera de 45 millones de usuarios activos al mes. Al instalar la aplicación por primera vez y como cabría esperarse, el sistema nos solicita el permiso para conocer nuestra ubicación en tiempo real. Se trata de un trámite aparentemente necesario en un software de estas características pero según parece, IBM, la empresa propietaria de la app, estaría explotando la ubicación del usuario comercialmente con empresas terceras. Este hecho ha motivado que la fiscalía de Los Ángeles haya presentado una demanda contra el gigante azul por “manipular” a los usuarios para explotar comercialmente su localización.

Si uno instala la aplicación por primera vez se encontrará con una segunda pantalla con el texto “Activando los permisos de ubicación nos ayuda a mejorar la exactitud de los datos del tiempo, incluyendo alertas y datos personalizados”, podemos leer, “Es posible que, ocasionalmente, compartamos sus datos de ubicación con otras empresas”, y concluyendo con un link de “más información” que nos lleva a un nuevo condicionado.

En esta segunda pantalla se explica que la app puede usarse sin conceder el permiso de la ubicación, pero de hacerlo de esta manera, Weather Channel no podría enviar alertas meteorológicas basadas en la ubicación. ¿Qué pasa si concedemos el permiso para conocer nuestra ubicación? Además de recibir estas alertas la aplicación advierte en su ‘letra pequeña’ que pueden “compartir los datos de la ubicación con asociados”, unos terceros que emplearán esta información para ofrecer al usuario “la provisión de servicios tales como operaciones empresariales, soluciones publicitarias o promociones”.

Tras esta retahíla verbal se puede traducir en plata lo siguiente: si el usuario accede a conceder su ubicación, recibirá anuncios y promociones relacionados con la misma de parte de terceros. Y es en este punto donde encuentra su base la demanda de la fiscalía. Pero aquí no terminan los problemas para los defensores de la privacidad individual: IBM nos insta a visitar el punto 3de una tercera pantalla relativa a la política de privacidad donde se detalla cuál es la explotación real de esta información.

En este mencionado punto 3 nos toparemos con una desagradable sorpresa: “aunque no son datos de nivel individual, no se garantiza que los datos agregados sean anónimos”; es decir, que la ubicación real del usuario podría estar vinculada a su identidad y compartida con terceras compañías. En el resto del citado punto 3, la compañía se explaya explicando dónde pueden acabar sus datos privados y cómo pueden ser explotados, y nos encontramos que, en la eventualidad que IBM venda The Weather Channel a otra compañía, nuestros datos “privados o no privados” irán en el lote de venta. A toda este condicionado damos nuestro acuerdo explícito al permitir inocentemente que la app quiera saber nuestra ubicación en el móvil al instalarse.

El New York Times recoge la reacción de IBM de boca de uno de sus portavoces, que sostiene que la firma “defenderá con vigor” ante los tribunales su política “transparente del uso de los datos de ubicación”, añadiendo que los documentos que el usuario debe aprobar al hacer clic son “totalmente apropiados”. La demanda llega precisamente en plena tormenta por la controvertida y sistemática quiebra de datos por parte de Facebook.

Deja un comentario